fbpx

Esta receta se remonta al imperio Romano, las albóndigas de pollo originalmente nacieron con la intención de aprovechar los cortes de carne menos utilizado, sazonándolos y convirtiéndolos en esferas fritas o en caldo que llenaban la mesa de sabor sin evidenciar los productos que se utilizaban, con el paso del tiempo y la experticias de miles de chefs llegamos a lo que ahora conocemos, un producto delicioso, nutritivo y divertido en las mesas de todo aquel dispuesto a comer la proteína más completa ¡Pollo! 

Receta para albóndigas de pollo 

Ingredientes 

  • Para las albóndigas: 2 pechugas de pollo limpias de grasa 
  • 2 huevos 
  • 1 diente de ajo
  • 6 cucharadas de pan rallado
  • 4 cucharadas de harina de trigo 
  • 80 ml de vino blanco
  • 400 ml de agua o caldo de pollo
  • ½ pimentón rojo
  • ½ puerro
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cebolla grande
  • 1 zanahoria
  • Sal y pimienta negra

 

Preparación

  • Realizar un guiso con la cebolla, el pimentón y la zanahoria 
  • Pasar por la licuadora el guiso y luego ponerlo a cocinar junto con el vino blanco, dejar que se reduzca y apartar para el emplatado
  • Triturar las pechugas de pollo, (puede pedirle a su carnicero que lo haga por usted)
  • Agregar en un Bowl el diente de ajo triturado junto con el pollo, los dos huevos y pan rallado, revolver hasta tener una mezcla homogénea 
  • Realizar bolitas de pollo y apartarlas 
  • Calentar un sartén con suficiente aceite 
  • Pasar las bolitas por harina e introducirlas al aceite una por una
  • Retirar las albóndigas cuando estén doradas y dejarlas en papel absorbente 
  • Emplatar junto con la salsa y acompañar de arroz blanco u otra guarnición.

Así de sencillo es hacer un delicioso plato de albóndigas de pollo acompañadas de una salsa de vino blanco, lo único que falta es que la disfrutes y nos muestres como te quedó en nuestras redes sociales (visita aquí nuestro Facebook) estaremos compartiendo los platos mas apetitosos y creativos con pollo colombiano.

Dejar un comentario