fbpx

Este platillo es uno de los platos clásicos de la cocina francesa, aunque su origen es más bien incierto. Varias regiones francesas, fábulas conocidas y leyendas se pelean por el título de creadores de esta deliciosa receta.

La historia más conocida sobre su origen nos lleva a la difícil época de Julio César (100 a. C.- 44 a. C.). Imagínate en plena guerra de las Galias, las tropas del emperador tienen sitiada una tribu y su jefe acaba de enviar un obsequio a Julio. ¿Será un aviso?¿una muestra de valor?. Frente a César cacarea un gallo a todo pulmón, pero el emperador está tranquilo, indiferente y como muestra de gratitud invita al jefe a cenar con él en símbolo de tregua. Para la ocasión ordena cocinar el símbolo francés en una salsa de vino color rojo profundo. El resto ya es historia…

¿Qué tal un delicioso pollo al vino después de esta fantástica historia?

Ingredientes:

  • 1 pollo despresado
  • 2 cebollas cabezonas picadas
  • 2 zanahorias
  • 1 rama de apio
  • 1 atadito hermoso de tomillo fresco y romero
  • 1 botella de vino tinto joven
  • 1 diente de ajo
  • Sal y pimienta

Paso a paso:

  1. Prepara los ingredientes. Limpia, seca y salpimenta el pollo. Corta la zanahoria pelada y el apio en discos en diagonal, de esta manera se mantendrán firmes y no se desbaratarán durante el periodo de cocción. Corta también el apio y las cebollas.
  2. Sofríe las cebollas y luego dora el pollo. Debes dejarlo quieto un tiempo por cada lado para lograr el color.
  3. Añade la verdura que habías reservado, la zanahoria, el apio, el atadito de especias y el ajo. Revuelve bien.
  4. Con la olla bien caliente, añade el vino hasta cubrir por completo el pollo y las verduras, deja en cocción durante 45 minutos con la olla tapada.

¡Un platillo que te pondrá a hablar francés!

Síguenos en nuestras redes sociales y página web, todas las semanas tenemos recetas nuevas.

Dejar un comentario