fbpx

Una receta sencilla de origen chino-estadounidense, muy típica en los restaurantes chinos, con un sabor delicioso y con ese toque cítrico y afrutado que le aporta la naranja. El pollo queda cubierto por una salsa con toques dulces y un poco ácidos, en definitiva una receta muy sabrosa con la que podrás adentrarte un poco más en la gastronomía asiática y sorprender a tus invitados en la mesa.

El pollo a la naranja consiste en un plato de pollo frito bañado con una espesa salsa dulce agripicante aromatizada con naranja. Si te gusta la comida china, el pollo, la naranja, las salsas agridulces, el picante o la vida creo que tu también deberías probarla. Seguro que no te defraudará. Sin embargo, este plato es una variación del original que, se fríe primero y luego se saltea en una salsa de soja ligeramente dulce condimentada con piel de naranja seca (chenpi) picada. A menudo se acompaña con verdura, como bok choy y zanahoria baby. Aunque es popular en China, el auténtico pollo a la naranja es prácticamente desconocido en Occidente, siendo más del gusto de los orientales.

Uno de los ingredientes fundamentales en la receta es, como nos indica su nombre, la naranja. Es muy importante probar su sabor, para conocer el punto de acidez y dulzor de las naranjas antes de preparar la receta y con esto, al momento de hacer la salsa, le podrás poner un poco más de azúcar de ser necesaria.

La preparación de este puede ser bastante rápida si se toma un modo más sencillo; solo se necesitan unos cuantos ingredientes: Pechuga de pollo, aceite, harina de trigo, huevos, sal. Y para la salsa: Zumo de naranja, salsa de soja, azúcar y ajonjolí.

¿Eres nuevo en la cocina? para más recetas visita nuestro canal de Youtube y conviértete en el mejor chef de todos.

Dejar un comentario