Momento especial

Spotify

Cuenta las buenas

noticias con un linguine

de pollo con salsa Alfredo

Ingredientes
  • 225 Gramos de Fetuccine
  • Aceite de Oliva
  • 500 Gramos De Pechuga de Pollo
  • ½ taza de Caldo de Pollo
  • 1 taza de mitad y mitad de nata (o media taza de leche y media de nata)
  • ½ taza de queso parmesano rallado
  • ½ cebolla Mediana picada
  • 2 Dientes de Ajo
  • Aceite Vegetal
  • Harina
  • 2 Tazas De Brócoli

Preparación

Pon a calentar agua con sal y un chorrito de aceite. Una vez hierva, agrega los fettuccine y déjalos cocinar entre 10 y 12 minutos, removiendo de vez en cuando para evitar que se peguen.

En un recipiente aparte, saltea el pollo picado en trocitos con cebolla picada en el aceite vegetal, deja esto en una sartén grande, a fuego medio, hasta que el pollo esté bien cocinado (que no se le vea nada de rosa) y la cebolla esté transparente.

Agrega el ajo y saltea un minuto más hasta que el ajo se cocine.

Ahora pon la harina a la mezcla de pollo, cebolla, ajo y remover bien hasta que los trozos de pollo queden cubiertos. La harina y el aceite deberían formar una pasta espesa y cremosa. Si la pasta que se forma es dura, o no se absorbe toda la harina en el aceite, añade más aceite hasta formar una pasta cremosa. Deja burbujear durante 1 minuto hasta cocinar la harina.

Pon el caldo de pollo y la nata (o la mezcla de nata y leche), removiendo constantemente. Déjalo hervir mientras lo revuelves (¡ten cuidado!, la leche y la nata suben cuando hierven). Una vez hierva, reduce el fuego y dejar reposar durante 2 minutos removiendo constantemente, hasta que se forme una salsa espesa.

Añade el queso parmesano y revuelve para que se incorpore.

Agrega los brotes de brócoli (previamente cocidos) a la mezcla y revuelve para que se unan bien.

Escurre muy bien la pasta con un colador y colócala en los platos para llevar a la mesa.

Para finalizar agrega la salsa sobre la pasta en cada plato.